Blogia
ECOLOGIA MUNDIAL

La agricultura y su medio ambiente

La mitad de las tierras de la Unión Europea (UE) están destinadas a la agricultura. Este solo hecho pone de manifiesto la importancia que reviste la actividad agraria para el medio ambiente natural de la UE y la profunda influencia mutua que ejercen las labores agrícolas y la naturaleza. Durante siglos la agricultura ha contribuido a la creación y conservación de diversos y valiosos hábitats seminaturales que, hoy en día, configuran la mayor parte del paisaje de la Unión Europea y acogen una gran proporción de su riqueza zoológica. Además, la agricultura sustenta una variada comunidad rural, que no sólo es un componente fundamental de la cultura europea, sino que también desempeña una función básica en la conservación del medio ambiente.

Los vínculos entre la riqueza del medio ambiente natural y las prácticas agrarias son complejos. Aunque muchos hábitats valiosos de Europa están sostenidos por prácticas de agricultura extensiva y numerosas especies silvestres basan en ellos su supervivencia, la agricultura puede también repercutir adversamente en los recursos naturales. La contaminación del suelo, el agua y la atmósfera, la fragmentación de hábitats y la desaparición de vida silvestre pueden ser el resultado de incorrectos usos de la tierra y prácticas agrarias.

La estrategia agroambiental de la PAC está en gran parte encaminada a aumentar la sostenibilidad de los ecosistemas agrarios. Las medidas para integrar las consideraciones medioambientales en la PAC abarcan requisitos medioambientales (ecocondicionalidad) e incentivos (por ejemplo, retirada de tierras) integrados en la política de mercado y de renta, así como medidas específicas de protección ambiental que forman parte de los Programas de desarrollo rural (por ejemplo, planes agroambientales).

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres